¿HAY VIDA DESPUÉS DE LA MATERNIDAD?

Haberla, hayla, o eso dicen 😉

Antes de ser madre/padre, pocas personas te cuentan o admiten cómo cambia la vida con la llegada de un bebé. Pero sí es verdad que algunos de estos cambios te los puedes imaginar. Quién pretenda llevar la misma vida antes y después de la maternidad/paternidad, se engaña a sí mismo (o va a tener al niñ@ enchufado con alguien constantemente, una pena).

Tengo dos hij@s y he vivido en primera persona esos cambios, muchos de ellos me los esperaba, otros me pillaron desprevenida y los acepté (sólo faltaría je je).

Cada persona vive esta nueva etapa de manera diferente, tomando siempre las decisiones que le parecen mejor para sus hij@s y desde el amor que sienten por ell@s, estoy convencida. Así que todo lo que diga en este post, es mi humilde opinión y entiendo que habrá gente que no la comparta, por supuesto. ¡Allá voy!

Últimamente me alucina la de parejas que no van a la una, sino que el padre se deja llevar por la madre o viceversa.  La crianza de un hijo es la base primordial y necesaria para que un niño crezca seguro, feliz, alegre,…y llegue a ser un adulto independiente, autónomo, buena persona, honesto y capaz de tomar decisiones por sí mismo (para nosotros son valores fundamentales, más allá de lo que quiera estudiar).

La llegada de un bebé pone a prueba la estabilidad de la pareja. Una de las frases que repito más a menudo es «Un hij@ une, pero también desune», y es que un peque saca a la luz lo mejor y lo peor de cada uno. Si pretendes que tu relación mejore con un bebé…la llevas clara. Cada padre y madre tiene sus raíces, su forma de hacer, lo han criado con unas costumbres…y ponerlo en común no siempre es fácil. Por poner un ejemplo simple: Mike y yo no doblábamos las sabanas ni la ropa interior igual en casa de nuestros padres, así que consensuamos cómo lo haríamos en casa 🙂

Es importante tomar las decisiones conjuntamente, además de porque el pequeño es de los dos, porque la responsabilidad también lo es. Y si en una manera de hacer se discrepa, es necesario buscar acuerdos, de manera que ninguno de los progenitores se sienta mal o vea que está cediendo en algo importante para la educación de su hij@. Las decisiones tomadas «unilateralmente» se pagan caras (he presenciado varias de éstas…). Hace un tiempo oí a un padre pedir a una chica que hacía fotos en una actividad abierta, que no sacara a su hijo porque su mujer no quería. A lo que yo pensé: ¿Perdona, y tú? ¿No cuenta tu opinión? Eres su padre, podrás decir algo si no estás de acuerdo, ¿no?.

Y es que la maternidad/paternidad no es tan maravillosa como lo pintan, no. Pero quien lo pinta así no es honesto, de verdad. No cambio a mis hij@s por nada en este mundo, pues hay momentos duros, sufrimiento, inseguridades, miedos…de los que sales fortalecido. L@s que me conocéis sabéis que soy muy franca y realista, siempre cuento lo bueno y lo «constructivo». No escondo las rabietas y «pollos» de mis hij@s, su carácter (mi misma mala leche) y los reñimos, si lo creemos oportuno y necesario (y con público y todo). Creemos que no les hacemos ningún favor evitando el conflicto y justificando actitudes que no les hacen bien.

Un hij@ cambia tu vida, nada será como antes, pero no será peor, sino diferente. Pues sí, olvídate de esas duchas largas con la música a tope, de esas tardes de gimnasio sin mirar la hora, de las quedadas improvisadas con las amigas, de las largas siestas de domingo, de la peli y manta, de dormir la noche del tirón,… Pues no, no renuncies a nada, seguro que te puedes organizar, poco a poco, para hacer estas actividades que tu mente y tu cuerpo necesitan. Sí, para nosotros la organización es fundamental, tenemos los horarios coordinados al milímetro y todo planificado (dicen que si tienes una buena programación, puedes salirte del guión con tranquilidad). Por las mañanas mi marido se va pronto a trabajar (y algún día lo trabaja desde casa) y yo me encargo de levantar a los peques, que se arreglen, se aseen, hacer su almuerzo para la escuela y llevarlos al cole. Dos días a la semana voy al gimnasio al volver del trabajo y otros dos días va Mike. L@s niñ@s se quedan con el otro y van al parque, a la biblioteca, a la plaza, a casa a jugar,…lo que surja. Al volver a casa tocan duchas, cenas, dientes, pipis y a dormir prontito. Así luego podemos coser, escribir, leer, programar, estudiar inglés y ver una serie. Una chica me decía el otro día que se sentía culpable por dejar 40 minutos a su hijo con su padre para ir a hacer ejercicio. ¿Culpable? ¿Has matado a alguien? ¡Es su padre! ¿A él no le sabe mal que te sientas así?

Otra mamá comentaba que estaba convencida que cuando su bebé tenga dos años todo cambiará, que será autónomo, que ella tendrá vida, que habrá valido la pena… Y yo sólo podía sentirme mal por ella, por ver que no está disfrutando esta etapa de bebé, de descubrimientos, de cambios, de pequeños detalles, porque está pensando en que crezca. Yo sólo pienso: ¡QUE SE PARE EL TIEMPO! Porque crecen demasiado rápido y las etapas pasan volando. Alguien le había dicho que a los dos años todo sería diferente. Pues yo creo que Rubén me ha necesitado o me ha demandado más de los 2 a los 4 años que antes…Porque está descubriendo sus sentimientos, inquietudes, su carácter,…y necesita que le pongas palabras, que lo consueles, que estés ahí. Así que os podéis imaginar lo que le dije, ¿no? ¡Que se preparara para la a2lescencia, que es más dura que la etapa que está viviendo ahora! je je.

Y es que me da la sensación de que hay dos bandos: el de la rigidez, los purés, la trona, el biberón sin dar pecho, la silla de frente en el coche y dormir en la cuna desde bien pequeños. Y el de los no límites, el del Baby Led Weaning (toda la comida a trozos desde que el bebé se aguanta sentado, sobre los 6 meses), el de la Stokke (la silla que crece para dar autonomía al niño), el de la teta hasta los dieciocho, la silla del coche a contramarcha y el colecho hasta que el cuerpo aguante. ¿Alguien más tiene la misma sensación?

Sed felices. Un abrazo.

2 Comments on ¿HAY VIDA DESPUÉS DE LA MATERNIDAD?

  1. Marta
    25 octubre, 2017 at 00:03 (3 años ago)

    Pues que te voy a contar que tu no sepas!!

    Que ningun extremo es bueno.. que ni BLW hasta el extremo de la teta al bistec sin pasar por algo intermedio, ni que el Bibi es malo y la teta buena, ni Todo negro ni Todo Blanco.

    Lo que mas destacaría es el punto parejas que mencionas en el post, la crianza es cosa de la pareja y el respeto mutuo para llegar a consensos és la clave para no morir en el intento.

    Responder

1Pingbacks & Trackbacks on ¿HAY VIDA DESPUÉS DE LA MATERNIDAD?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *