LO QUE NADIE CUENTA

Hace ya tiempo que pienso en escribir este post, pero quizás por no saber cómo afrontarlo, lo he ido dejando. El otro día hablé con una amiga y me dijo: «nadie te dice cuánto tiempo ha tardado en quedarse embarazada, sólo te lo cuentan cuando ha sido a la primera. Deberías hacer un post porque somos muchas parejas las que no nos quedamos embarazadas el primer mes». Y creo que tiene toda la razón. Además, pienso que
pasa exactamente lo mismo con los abortos y con pruebas como la amniocentesis o la biopsia de corion. Así que…¡empiezo!

Cuando nos pusimos a
buscar a Rubén teníamos en mente las estadísticas (creo que por entonces la media de tiempo para quedarte embarazada era un año) y no nos planteamos que ese mismo mes ya nos anunciaría su llegada la cigüeña. Yo acababa de empezar a trabajar en un colegio bastante lejos de casa y llevaba un P4 «movidito», así que no tenía tiempo de pensar en mi barriguilla. Y creo que fue lo mejor que me pudo pasar. De hecho, creo que me quedé embarazada tan rápido porque no pensaba en ello.
ecografíaEste segundo embarazo también ha sido rápido. Empezamos a buscar en mayo (queríamos que el segundo llegara para primavera), pero esta vez sí que estuve pendiente de si estaba embarazada o no y a principios de junio vino a verme mi amiga para anunciarme que no era así (sí, la menstruación). Así que en junio lo seguimos intentando, en pleno apogeo de evaluaciones, informes, despedidas de curso…y en julio ya tuve el retraso y me hice el test que dio positivo.
En los dos embarazos he coincido con amig@s embarazad@s, pero pocas veces se ha mencionado el tiempo que hemos invertido («tardado» me parece hasta ofensivo) en quedarnos. Con los pocos que ha surgido el tema, sabemos que han invertido unos 5 o 6 meses, incluso algunos 1 año y medio o 2 años. En la mayoría de los casos ha sido la «obsesión» lo que ha hecho que se hiciera esperar el baby. De hecho, conocemos a pocas personas que se hayan hecho pruebas o hayan acudido a métodos para que l@s ayudaran (que me parece impresionante cómo ha avanzado la ciencia y genial que todo el mundo pueda realizar su sueño de formar una familia). Así que si lo estás intentando…no desesperes! A veces el cuerpo también necesita un tiempo para prepararse.

Otro tema del que se habla poco es de las pérdidas o abortos (naturales o no) que se han sufrido. En nuestro entorno conocemos a varias parejas que han decidido interrumpir el embarazo por considerar que no era el momento oportuno para tener un bebé o porque venía con complicaciones que iban a ser irreparables (decisiones que considero muy íntimas y duras de tomar, además de valientes).
Por otro lado, también sabemos de parejas que han perdido de manera natural al bebé que esperaban; y nos han contado que, justo cuando han expuesto lo ocurrido a familiares y amig@s, se han dado cuenta de que es muy común, pero no suele compartirse. ¿Por qué? Pues yo creo que porque son momentos doloroso, íntimos, difíciles, amargos,…y que una vez han pasado, prefieres no recordarlos. Aún así, compartirlos pueden aliviar el dolor y ayudar a otras personas que han pasado por lo mismo.

Y ahora voy a por los «sustos» en los embarazos, que de esto puedo hablar con conocimiento de causa.
Cuando en este segundo embarazo me hicieron el «triple screening» (o cribado combinado del primer trimestre) estaba todo bien según la ecografía (el pliegue nucal, que acostubra a ser el primer detonante si algo no va bien). Así que el día que fuimos a por los resultados (encima era mi 29 cumpleaños) estábamos bastante tranquilos (además, como ya lo habíamos vivido con Rubén, estábamos relajados). Pero el relax se nos pasó cuando vimos la cara de mi ginecólogo (es muy expresivo): algo no estaba bien. Nos comentó que salía alterada una hormona y que las posibilidades de que el baby tuviera Síndrome de Down eran de 1 entre 150 (con Rubén nos salió 1 posibilidad entre 10.000). Y me
recomendó que me hiciera la AMNIOCENTESIS o la BIOPSIA CORIAL (os pongo enlaces por si queréis saber en qué consiste cada prueba; las dos son invasivas).

amniocentesis

AMNIOCENTESIS

biopsia corial

BIOPSIA CORIAL

 

 

 

 

 

 

Estábamos acojonados (perdonad por la palabra, pero es que no hay mejor descripción). Aunque a mi me entraron las mil dudas (una cosa es hablar y otra cosa que te pase), siempre habíamos pensado que si algo no iba bien interrumpiríamos el embarazo. Así que lo teníamos claro. El ginecólogo nos tranquilizó mucho, ya que decía que a través de la eco estaba todo correcto, pero que, para quedarnos tranquilos, nos recomendaba que hiciéramos la prueba.
Fuimos a los pocos días al hospital. No tenía cita para una prueba en concreto porque dependiendo de las semanas de gestación me harían una u otra. Como estaba de 15 semanas, la ginecóloga decidió que lo ideal era la amniocentesis. La doctora nos contó en qué consistía la prueba (ha avanzado tanto que hoy en día no tiene ni un 1% de riesgo para el bebé), nos tranquilizó, nos hizo firmar un papel para autorizar la prueba y nos fueron explicando durante todo el proceso lo que estaban haciendo. Primero me tumbaron en una camilla y me hicieron una eco para ver que el feto estaba bien (y durante todo el rato vimos a la niña en pantalla); luego, tocó con el dedo la barriga, hundiendo un poco para ver si la placenta era gruesa o fina. Después miraron dónde estaba colocado el baby para ver por dónde era mejor pinchar y extraer el líquido y procedieron con la aguja (es larga pero muy muy fina). La ginecóloga clavó la aguja (que íbamos viendo en el monitor) y la enfermera, muy lentamente, empezó a sacar líquido amniótico (tardaron 1 minuto o así porque la aguja es tan fina que sale muy poquito a poco). Abril no paraba de moverse, incluso rozó la aguja, pero nos contó la doctora que era tan fino el alfiler que ni siquiera arañaba).
Me dijo que debía hacer reposo absoluto 48h (yo me levantaba a comer y a hacer pis, nada más) y que en la cama podía ponerme como estuviera más cómoda, no hacía falta que me pasara el día tumbada. Nos explicó que el agujero en la bolsa que hace la aguja queda cerrado al sacarla, pero que es necesario hacer reposo para que cicatrice bien.
Nos contó que los resultados completos (el genograma o árbol genealógico) tardaba 21 días, pero que si pagábamos (260€, creo), teníamos los resultados de los síndromes más importantes en 48h. ¿Y qué hicimos? Pagar nuestra tranquilidad. En ese momento haces lo que haga falta para saber cuanto antes si todo está bien (que conste que me parece fatal que se aprovechen de la desesperación de las personas).
El lunes al mediodía llamaron a mi marido (pensé que si yo estaba en clase y me daban malas noticias me pondría fatal, así que dimos su número) y le dijeron que los resultados estaban bien y que tendríamos una princesa.
Cuando me llegó el WhatsApp «Abril está perfecta» empecé a llorar como una magdalena (mis compañeros lo pueden corroborar, justo estábamos todos comiendo y empezaron a aplaudir, fue muy emocionante). Y a las 2 semanas nos llamaron para decirnos que los resultados completos definitivos estaban bien y los fuimos a recoger el día que nos hicieron la ecografía morfológica (estanto de 20 semanas).
Pues bien, cuando nos dijeron que teníamos que hacernos la prueba y tal, lo comentamos a conocidos y amig@s y alucinamos de la cantidad de gente que había pasado por lo mismo. A tod@s les había salido bien (la prueba y los resultados).
Sabiendo en qué consiste la prueba, volvería a hacérmela. Creo que falta información, que estas cosas se deberían compartir para poder ayudar o tranquilizar a personas que pasan por lo mismo.

Así que nada, os animo a que contéis (en la medida que os sea posible) vuestras experiencias a las personas allegadas para que tengan apoyo y sepan que no están solas, sino que estas situaciones son más habituales de los que nos pensamos.

¡Un abrazo, cukis!

3 Comments on LO QUE NADIE CUENTA

  1. ester
    26 enero, 2016 at 14:39 (5 años ago)

    Hola Sonia, nos conocemos desde hace muchos años…quería comentar tu post y afirmar lo que cuentas. Yo tarde un año en quadarme embarazada del joe, pruebas a mi y al papa y todo bien. Cuando cambiamos el chip y dijimos, lo que tenga que ser será, ya no me vistió la regla… He tenido un segundo embarazo que lo perdí de 5 semanas, muy duro, y cuando estaba procesando la pérdida,porque es un proceso de luto, me di cuenta que no tenia la regla…a día de hoy embarazada de 8 semanas y además, hoy nos confirman si traemos uno o dos…saludo, me encantan tus post!

    Responder
  2. Ruth
    26 enero, 2016 at 19:49 (5 años ago)

    Me he animado a escribir porque no hace ni una semana que me hice la amniocentesis. Lo he hecho voluntaria, el triple screening salió con un riesgo bajo. También me lo hice con la mayor así que ahora con 38 ni nos lo pensamos. Primero he tenido que aguantar muchos comentarios del tipo es más alto el riesgo de perderlo que que salga con síndrome de down o son personas que llenan mucho. Esto último lo sé ya que mi tía tiene síndrome de down pero también sé lo que supone y no me parece justo dejar a mi hija esa carga por muchas alegrías que suponga. Al grano, al acabar la amnio el médico dijo que había salido bien. Me fui a casa y me es tiré y al día siguiente por la tarde al ir al baño salió sangre. Salimos corriendo al hospital. Resultó ser un hematoma consecuencia del pinchazo. Se autocontroló con reposo. Ya llevo 6 días en cama y me queda un día más antes de ir al médico. Es aburrido y exasperante a pesar de saber que el bebé está bien o lo estaba cuando fuimos al hospital. Sólo nos queda pensar que no podemos hacer nada más que esperar y no exasperar. Al fin y al cabo de eso trata el embarazo, no?

    Responder
  3. noelia
    27 noviembre, 2017 at 16:15 (3 años ago)

    La semana pasada me realizaron una biopsia corial vaginal, y la verdad que todo muy bien, no he tenido sangrado ni molestias, antes de hacérmela tenia mucho miedo porque te informan de los riesgos y tienes que firmar los consentimientos pero supongo que como otras muchas cosas como operaciones, los resultados en 3 semanas…….se me van hacer largas pero merecerá la pena.

    Responder

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *