¡Bye, bye, pañal!

Como Rubén cumplía los 2 años en julio, teníamos en mente quitarle el pañal en verano por aquello de que si se hacía pipi e iba mojado, no cogiera frío. Además, como yo cogía vacaciones el 1 de julio, podría encargarme de estar pendiente o cambiarlo si hiciera falta, más que nada para no dejar «el marrón» a nadie.
Guia-para-elegir-panales-ideales-para-mi-bebe-3
Ya hacía tiempo que el peque había empezado a jugar con el orinal  y, antes de bañarlo, había cogido la rutina de hacer pis, pero no

sabíamos cómo
iría la caca…

Para nuestra sorpresa, el mes de junio empezó a estar incómodo con las cacas en el pañal y algunas veces avisaba antes de hacerla (incluso en la llar) y la hacía en el orinal. Cuando las hacía en el pañal, íbamos al baño y la tirábamos por el váter, para que viera que se iba, que tirábamos de la cadena,…

Así que el primer fin de semana de julio dimos el paso, teniendo muy claro que no sería coser y cantar y que si veíamos que no estaba preparado volveríamos hacia atrás. Le explicamos que quitaríamos el pañal porque veíamos que ya usaba muy bien el váter, que iría más fresquito sin pañal, que podía ir solo…

Fueron 3 semanas durillas, ya que Rubén se hacía pis por todos lados, avisaba de que tenía pipi cuando ya se lo había hecho porque debía entender que cuando se lo hacía nos lo tenía que decir. Pero la caca le debía dar más «asquito» y la controlaba casi al 100% (alguna vez se le escapaba un poco, pero rápidamente se aguantaba y esperaba a llegar al baño). Nos pasábamos el día preguntándole si tenía pipi y casi siempre decía que no (luego veías el charco o te llevaba él para que pudieras limpiar el suelo, todo un detalle ji, ji, ji).

Mi marido a las 2 semanas estaba ya «desesperado» por el tema de los pipis y me planteó volver a ponerle el pañal. Después de debatir y debatir…decidimos «darle más tiempo». Hablábamos con amig@s que les habían quitado el pañal a sus hij@s y parecía que fuera de la noche a la mañana que controlaran los esfínteres. Luego descubrimos que cuando estás en el proceso te sientes estresad@ e incluso pesimista y se hace largo. Pero una vez ha pasado todo, se te olvida y todo se relativiza (como los dolores del parto je, je, je).

Justo la semana de su 2º cumpleaños notamos un cambio brutal. De un día para otro dejó dejar-panalde hacerse pipi y, como mucho, se le escapaban unas gotitas en el calzoncillo. Le
hacíamos mucho incapié en que debía avisar cuando tuviera ganas de hacer pipi, no cuando ya se lo había hecho. Muchas veces se llevaba (y aún se lleva) cuentos al baño o nos pide que le contemos alguno. Además de felicitarlo e incluso premiarle alguna vez con algo que le gustara (pegatina, chocolate,…). Esto de los «premios» fue sólo al principio, para motivarle. Evidentemente, ir al baño, luego, se convierte en una necesidad, un hábito.

Y desde entonces…sólo lleva pañal para dormir por la noche (la siesta la aguanta muy bien sin pañal).

¿Para cuándo el de la noche? Pues sinceramente no lo sabemos, pero no tenemos prisa. Hay mañanas que tiene el pañal seco varios días consecutivos, pero en verano no se lo quisimos quitar porque bebemos más agua y sabía mal que se despertara mojado.

Cada noche, como rutina antes de acostarnos, vamos los 3 al baño, nos lavamos los dientes y hacemos pipi, para que se vaya acostumbrando. Algunas noches nos llama para hacer pis (aunque lleve el pañal), así que lo llevamos y vuelve a dormir.

1181281143_fMOMENTO ORINAL: una prima nos dejó el orinal musical de su niña para que a Rubén le hiciera gracia y así fue al principio. Pero pronto perdió la «esencia» (y se le escapaba el pipi por arriba), así que le compramos un orinal muy sencillo, como el del cole. Una vez que le quitamos definitivamente el pañal, le compramos un adaptador para el wc (al cual podía subir él solo con el escalón de Ikea).
Ahora ya ha empezado a hacer pis de pie encima del escalón él solito, como en el cole (alguna vez no se baja bien el pantalón y se moja, pero poco a poco).

¡Cuki-consejo! Comprad unos 15 calzoncillos o braguitas, ya que es probable que los primeros días cambiéis una media de 5 prendas al día (o más). Nosotros compramos varios packs en Kiabi y H&M, que son bonitos y no salen muy caros (por si había alguna caca dificil de sacar, que no nos supiera mal tirar el calzoncillo directamente ji, ji, ji).

Como siempre, os dejo varios enlaces que os pueden guiar (yo me leí varios para ver cómo hacerlo de la manera que fuera mejor para Rubén).

MÉTODO MONTESSORI

SÚPER TRUCOS DE PSICÓLOGOS

11 PASOS PARA QUITAR EL PAÑAL

Besitos y…¡paciencia!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *